Capricornio

El signo de Capricornio

Saturno, el planeta de la obstrucción, es quien rige a Capricornio. Al nacer, la vitalidad de los nativos de este signo es muy débil y muy baja. Sin embargo, una vez superada la infancia se aferran a la vida con una ferocidad asombrosa. Suelen ser sujetos muy tímidos y vergonzosos en presencia de extraños; sin embargo, cuando se han familiarizado con ellos se vuelven dominantes y se esfuerzan en que los demás hagan su voluntad.

Saturno, el regente de este signo, les hace ser muy suspicaces y recelosos con su prójimo.
De este modo, los capricornianos suelen ser buenos detectives; saben seguir un rastro o pista con una gran perseverancia y sin vacilación mientras vean un atisbo de éxito. A veces, es complicado mantener la amistad con de los nativos de este signo, les es muy difícil el olvidar una ofensa real o imaginaria y siempre piensan en el daño que se les ha podido hacer. Por otro lado, cuando se ha ganado su amistad, son muy fieles y constantes en sus relaciones.

Saturno, su planeta regente, les da muy buenas cualidades de concentración, con lo que suelen ser muy valorados por su previsión. Sin embargo, suelen fracasar debido a que no les gusta obedecer las órdenes de los demás.

Por definición, los Capricornio suelen adoptar una actitud de tipo racionalista y prudente, con una necesidad de autodisciplina. El nativo típico, es paciente y perseverante, cauteloso, metódico y repleto de recursos. Tiene una actitud seria y responsable de cara a la vida. Su lógica clave es la planificación y la frialdad, acompañada de una gran concentración. Quizá, por ello, mentalmente sean sujetos fríos, calculadores y demasiado racionales. Psicológicamente, tienen la necesidad de disciplina, con lo que construyen unos modelos muy ordenados y exactos. Para ellos, la vida es un proceso calculado y exacto.

Capricornio es un signo Cardinal y el primer elemento de los signos de Tierra. Por consiguiente, es la puerta de entrada al mundo de la materia del mundo físico. El trabajo de los Capricornio es el de elegir los materiales para construir obras en el mundo. También aplican su talento a nivel social, instituyendo el marco físico para que funcione la sociedad. Si a nivel espiritual están lo suficientemente avanzados, son los edificadores del Templo del Espíritu y de instituciones y fundaciones religiosas.

Cuando hay malos aspectos en el signo, nos encontramos ante nativos proclives a realizar malas elecciones, a lo largo de toda su vida y en todos los niveles. Cuando muchos planetas se encuentran en el signo, será señal de un sujeto entregado y volcado totalmente a las obras materiales; de este modo, todo en su vida, amores y afectos incluidos, se teñirán por el materialismo.

A nivel de proceso de creación, Capricornio está regido por Malkuth. Y a nivel cabalístico, pertenece al mundo de la acción, Capricornio, es el paso de los signos de Aire a los de Tierra. En los signos de Aire, se “piensa” el mundo. En Capricornio, primer elemento de Tierra, se pasa a la acción, es el signo de los constructores de la sociedad. Es decir, es el principio de todo aquello que está relacionado con la parte más material de nuestra existencia.

Si el nativo de Capricornio aprende a impulsar su parte positiva y soterrar la negativa, será un constructor de obras duraderas, y positivas; en cambio, si no logra desligarse de los sentimientos y de las ideas, se convierte en el constructor al que se
le derrumban todas las obras.

Resumen elemental del signo de Capricornio.

Símbolo: la cabra.
Naturaleza: Cardinal y Tierra.
Representa: diplomacia, responsabilidad, soledad, reflexión,
perseverancia.
Lo básico: posición, honores sociales, ambición.
Lo positivo: autoridad, organización, justicia.
Lo negativo: orgullo, recelo, pesimismo.
Físicamente: rige los huesos, las articulaciones y las rodillas.
Planetas en el signo
-Dignificado: Saturno.
-Exaltado: Marte.
-En detrimento: La Luna.
-En caída: Júpiter.
Color primario: violeta.
Vela astrológica: verde oscuro.
Metal: el plomo.
Piedra preciosa: onix.