Piscis

El signo de Piscis

Los nativos de este signo son muy sensibles a la atmósfera mental que les envuelve. Tienen una disposición negativa muy marcada y están sujetos a las rarezas. Con igual facilidad, absorben tanto el bien como el mal. Su naturaleza es muy flexible, tienen poca fuerza de voluntad para liberarse a sí mismos de las malas influencias.

Por disposición suelen ser personas muy pacíficas a las cuales se suele injuriar antes de que luchen por sus derechos, ya que por naturaleza no se toman la molestia de luchar por ellos. En una palabra, les va mucho la pereza. Sin embargo, cuando hacen algún trabajo suelen sorprender a los demás por su eficacia y celo en llevarlo a cabo.

Son personas cuya virtud principal es la honradez, son muy discretos y dignos de confianza. Siempre se puede confiar en un Piscis, ya que nunca traicionará un secreto y aún menos la confianza depositada en ellos. Por lo general, son personas cordiales, simpáticas, bondadosas y de maneras muy delicadas. Les agrada en demasía la buena mesa y la buena comida.
Por definición, adoptan una difusa actitud que expresa una gran impresionabilidad y una necesidad de trascender lo material de la vida.

Son sujetos muy autorestrictivos, pasivos, emotivos y muy intuitivos y suelen adaptarse con bastante facilidad al mundo que les rodea. Tienen mucha facilidad para llorar y no soportan el ver sufrir a los demás. Mentalmente, son muy impresionables y receptivos, con una gran capacidad de imaginación creativa, son poéticos y románticos. Y en lo negativo, son poco prácticos; demasiado emocionales y blandos; muy descuidados e indecisos; demasiado introvertidos y crédulos, pero muy temperamentales y extravagantes.

Los nativos de este signo, tienen una gran necesidad de trascender lo material de la vida, de romper barreras y de tener fe en lo desconocido. Les agrada profundizar en el sufrimiento del prójimo para compartirlo. Su gran deseo, es el de cuidar a los demás. Los nacidos bajo esta energía, tienen demasiada sensibilidad, por ello, se sienten impulsados hacia el sacrificio y la caridad. Pero de otro lado, tienen una faceta que les inclina a una vida fácil y cómoda, ociosa y confortable.

Piscis es un signo doble o común y el tercer elemento de Agua. En tal sentido, significa Exteriorización de los Sentimientos. El nativo de este signo, será una persona que intentará, por el medio que sea posible, plasmar y dejar huella de sus sentimientos en el medio ambiente social en que se mueva. Así, actuará según sean sus sentimientos, ya sean tanto buenos como malos. De este modo, si por un lado es capaz de los mayores sacrificios, de otro lo será de las mas grandes indignidades. Eso sí, nunca será una persona cuyo modo de comportarse se pueda prever por adelantado, ya que vive en un mundo subjetivo, priorizando el sentimentalismo lo que dará lugar a comportamientos muy poco lógicos.

Cuando hay malos aspectos de los planetas sobre el signo de Piscis, nos anuncia una mala gestión de los sentimientos, con exteriorizaciones muy difíciles y repentinas, precipitadas y fuera de lugar. Cuando en el signo de Piscis hay un exceso de planetas, las exteriorizaciones sentimentales serán múltiples, el nativo siempre estará enamorado de alguien, pero sin ninguna profundidad.

En el proceso de la Creación, Piscis está regido por Tiphereth y pertenece al mundo kabalístico de la Creación en la fase de Formación. Los Piscis, son los nativos que más están relacionados con la casa XII, la casa del Karma. El nativo de la etapa pisciana, ha de dar al exterior todo lo que sus sentimientos, en un ciclo anterior, han estado gestando. Es por ello que el sujeto de este signo se pasa la vida expresando sus sentimientos y relacionándose con los demás. Entonces, lo que le corresponde a Piscis es recibir todos los sentimientos que ha puesto en marcha. Pero es él el que va a buscarlos, no son los demás que vienen a traérselos.

Piscis rige los pies, a nivel de cuerpo humano; y los pies, esotéricamente hablando, están relacionados con el alma humana y ahí, es donde realmente el alma humana se termina de reconstruir. Los signos comunes o dobles están muy relacionados con las fuerzas del Padre y es en este signo, donde podemos ver los defectos emotivos que se han ido creando en las etapas de Agua anteriores, Cáncer y Escorpio, y como no pueden seguir adelante.

Entonces, en Piscis, el alma humana renunciará a las buenas o a las malas a muchos de sus proyectos emotivos, porque verá que no pueden acoplarse a los sentimientos de los demás. Ahí, es donde les viene la primera decepción a los nativos de este signo, es una lección kármica para que vea que las cosas no son como él se las imagina.

Resumen elemental del signo de Piscis.

Símbolo: dos peces en dirección opuestas.
Naturaleza: Agua y Común.
Representa: la intuición, el misticismo, la fe, la
piedad, el espíritu de sacrificio y de renuncia.
Lo Básico: unidad, destino maduro, sensibilidad, emotividad.
Lo positivo: compasión, inspiración, misticismo.
Lo negativo: carácter soñador, aflicción.
Físicamente: rige los pies, los pulmones y el sistema glandular.
Planetas en el signo
-Dignificado: Júpiter y Neptuno.
-Exaltado: Venus.
-En detrimento: Mercurio.
-En caída: Mercurio.
Color primario: azul.
Vela astrológica: verde mar y malva.
Metal: el estaño.
Piedra preciosa: aguamarina.