Tauro

El signo de Tauro

Tauro es el signo regido por Venus, el planeta del amor. Es por este motivo, que los nativos del signo son bondadosos y amigables; sin embargo, cuando han aceptado una idea se aferran a ella con determinación y no resisten el que se les lleve la contraria, es muy difícil el poder convencerles de que estan equivocados. A pesar de todo, su gran amor por la justicia y la verdad les lleva a poder reconocer sus errores y a rectificarlos, aunque no siempre a tiempo.

Son seres de una férrea voluntad y determinación, cuando han decidido sacar adelante un proyecto, se mueven con absoluta dedicación y persistencia hasta que consiguen acabarlo.
Una de sus principales facetas es su gran habilidad de ejecución, por lo que pueden llegar a ocupar posiciones de dirección en cualquier empresa.

En compañía de otras personas, siempre son amables y dúctiles pero tienen una tendencia muy fuerte a buscar la soledad. Se puede decir que buscan inconscientemente poner barreras entre ellos y los demás, es por ello por lo que es muy difícil ser sus íntimos amigos. Los nativos de Tauro suelen ser bastante materialistas y ambiciosos, les satisface alcanzar una alta posición. Suelen ser muy amantes de la comodidad y del lujo, del arte, la música y de todos los
aspectos refinados de la vida.

Los nativos de Tauro tendrían que acostumbrarse a hacer algo mas de ejercicio, para así poder preservar su salud. A pesar de todo, suelen tener una larga vida y una gran dosis de buena salud.
El Tauro típico suele ser un sujeto estable, práctico y de fiar. Tiene una gran capacidad de paciencia y de aguante. Mentalmente, son sujetos estables y metódicos. No suelen ser originales, por lo que su forma de pensar sigue unos cánones fiables. A veces pueden ponerse bastante aburridos y pesados. Sin embargo, en el amor son afectuosos y bastante posesivos. Tauro es el segundo elemento de los signos de Tierra y el segundo de los signos Fijos. Representa la fase de interiorización del Elemento Material. Si en la primera fase de tierra, la de Capricornio, hay una construcción, Tauro es el que goza de lo que se ha construido. Tauro, representa la etapa de los goces; pero quizás estos goces tarden en llegarle, ya que el ciclo de Tierra constituye el final de una etapa. Si es un nativo menos materialista y que se halla desarrollado espiritualmente, será un mecenas para todo lo bello y noble. Sin embargo, una nativo convencional de Tauro, organizará cócteles mundanos.

Cuando hay malos aspectos planetarios sobre el signo, los nativos tendrán una mala asimilación de los alimentos, o de los recursos materiales que le puede llevar al derroche. Socialmente, estos malos aspectos producirán una incapacidad para apreciar todo lo que ha conseguido en la vida, lo que le puede llevar a la insensibilidad y la frustración.

Cuando en Tauro hay muchos planetas, el nativo se verá apegado al mundo material y no le será posible el poder apreciar otro tipo de valores. Se convertirá en una persona que solamente valore la diversión, y los goces mundanos sin preocuparse de nada mas, ni de nadie mas.
En Capricornio, el ser humano es un constructor. Cuando atraviesa la etapa de Tauro, tendrá el fruto de su trabajo y la abundancia florecerá a su alrededor.

Resumen elemental del signo de Tauro.

Símbolo: el toro
Naturaleza: Tierra y fijo.
Representa: la armonía y la perseverancia, prudencia,
y la tranquilidad,
Lo básico: determinación, armonía.
Lo positivo: paciencia, entereza.
Lo negativo: argumentación, obstinación.
Físicamente: gobierna la garganta, el cuello y la nuca.
Planetas en el signo
-Dignificado: Venus.
-Exaltado: La Luna.
-En caída: Urano.
-En detrimento: Marte.
Color: verde claro.
Vela astrológica: verde brillante.
Metal: el bronce.
Piedra preciosa: jade.